FORMACIÓN DE LA SEMILLA Y EL FRUTO.


Tras haber realizado la polinización y la fecundación es la hora de la formación de la semilla y el fruto. Para ello el óvulo fecundado dará lugar a la semilla y el ovario al fruto que podrá ser de dos tipos:

page.jpg

- CARNOSO: son aquellos que tienen el pericarpio más o menos blando. Dicho de otra manera son aquellos que

tienen suficiente "carne" alrededor del hueso como por ejemplo el tomate, la naranja, la pera etc.


2.jpg

- SECO: son aquellos que no tienen una textura blanda cuando están maduros. Tienen una apariencia de madera y al presionar sobre ellos no están bandos como por ejemplo la nuez o la almendra.